24 de octubre de 2014 | By: Leonardo García.

Gelindo Casasola

“Tal un paisaje vespertino.
Son los paisajes más hermosos.
Así me retiro de la comedia”.


Gelindo Casasola
(1956 - 1980)




El Honguero Apasionado



Luz en las hojas



La sombra de los mangos me hiere los ojos
mientras paseo por las blancas alamedas.
El verde crepuscular de la hierba
Bellísimo
bajo las verdes palmas.
La luz en las hojas.
El prado malgastado sueña.
Los ladrillos, los ladrillos purpúreamente rojos
donde no había flores.
El cielo era un atardecer infinito
y el viento mecía las cosas.




***


Bajaba iluminado por los techos de
naranjas

como un apasionado guerrero.
Y las mariposas tan púrpuras
tan púrpuras volándose
suaves: era amarguísimo
y el prado de los rayos del
cielo era dorado dorado
como campánula

y dormía con los sones de tales
campanas tañendo intensamente
al alba.




***



Al sol de las crisálidas tan doradas
vuelo

y el cielo son alas transparentes
y el hielo son frías aguas
cantarinas
¡Ah! tal las cascadas
tal las cascadas de plata cayendo
en las piedras

Silenciosamente desciendo por los
rombos de tantos tambores
a los campos del
viento.

2 comentarios:

Akita Laia dijo...

Excelente blog

Unknown dijo...

casasola!!!!!!!!!!te fuistes a un viaje sin retorno de

la luna

misteriosa sombra te cubre tus huesos àvidos de tus hermosos parasoles dorados!!!!!!!!!!

Publicar un comentario

!Bienvenidos a Latriplesombra!. Por favor, dejen sus Comentarios.
Muchas Gracias.